Festivales:
 
El carnaval:
 

Hablar del comienzo del carnaval no resulta fácil porque desde aquella y como vulgarmente se dice ya llovió; haciendo memoria y rebuscando en el pasado nos acercamos a la época en la que se efectuó la primera reforma de la antigua casa de la escuela sita en el centro recreativo y cultural de hoy día y en la que se dejó vacío un local en el que estaban las citadas escuelas y que parecía un lugar idóneo para la celebración de algún evento de interés para los vecinos y que al mismo tiempo sirviese de entretenimiento a la juventud.

 

Entonces llegada la época del carnaval, surge la idea de hacer una fiesta para los más pequeños, los niños, que quisiesen disfrazarse. El festival fue todo un éxito, la sala estaba que rebordeaba y el público trataba a base de empujones de lograr la mejor localidad posible. Como en las aldeas de los alrededores no se celebraba ningún evento de este tipo, surge otra brillante idea de extender la invitación de participar a otros niños de otras aldeas.

 

 
El festival de navidad:
 

De repente a alguien se le ocurre la idea de amenizar un poco más la celebración para hacerla más variada, incluyéndose a partir de entonces una representación de una pequeña parodia por parte de algunos chiquillos de Moscoso en los que despuntaban ciertas dotes interpretativas. El festival proseguía su paso firme hacia el éxito pero recogiendo opiniones del público presente se observa que dicha representación había gustado mucho, tanto o más que el desfile de disfraces. Esta opinión contaba cada vez con más fieles e iba ganando cuerpo la idea de aumentar estas representaciones, fue entonces cuando se acuerda que en el año siguiente se celebren dos eventos: el desfile de carnaval y el festival de navidad.

 

El festival de navidad cambia de protagonistas ya que no sólo actuarían los niños si no gente de todas las generaciones incluídos los más mayores que se prestan a participar y con ello contribuyen a darle un mayor atractivo popular y una mayor implicación familiar, pues se suceden las escenas en las que relevos generacionales se encuentran en el mismo escenario.

 

De todo lo que aquí se relata ya se va a cumplir la tercera década, pero hoy en día todavía todos aquellos que participaron en sus comienzos, como aquellos que no habían nacido aún, preparan con ilusión y entusiasmo la celebración de cada año sin más incentivo de alegrar  y entretener el día de todos los vecinos que allí se congregan.

 

El desfile de carnaval ha dado paso a celebraciones más amplias en cuanto a poblaciones, celebrándose así varios años el carnaval en el colegio y en el ayuntamiento, para luego pasar de nuevo a Moscoso pero no a nivel interno sino como representaciones en otros ayuntamientos dónde se recaudaron varios premios, aunque finalmente terminaría extinta.

 

Muchos fueron los participantes de estos actos, algunos todavía se encuentran involucrados en la organización, o se suben al escenario, pero otros se encuentran lejos de Moscoso y pocas veces podemos disfrutar de su compañía, pero seguro que en algún rincón de los recuerdos de su infancia figuran aquellos días de ilusión trabajo y amistad que ha unido a muchas generaciones. Para toda esa gente y para todos posvisitantes de esta página que sepan que el 25 de Diciembre estamos otro año más en la discoteca del centro recreativo cultural de Moscoso. Esperamos que nadie falte a esta cita que ya se ha convertido en una parada obligada y que cada año muestra su mejoría.

 

Fdo.  Olga Nogueira.