A Sardiñada:

 

“A Sardiñada” (La Sardinada) es una de las celebraciones con más solera en el pueblo, pues tenemos constancia de que existe desde hace más de doscientos años.

 

Nuestra aldea se encuentra dividida en dos grandes barrios llamados “O Cacho” y “O Piollo”, encontrándose estos separados por la carretera PO-250 que une el Ayuntamiento de Redondela con el de Fornelos de Montes, y pasando por el centro de nuestra aldea.

 

Antiguamente, en la noche del día de San Juan, el 23 de Junio, los integrantes de cada barrio se reunían en una zona y realizaban una “sardiñada”. Se pasaban la noche cantándoles los del “Cacho” a los del “Piollo” y viceversa, coplas cargadas de ironía, con la intención de “picarse” los unos a los otros.

                 

                                        Los del “Cacho”                                                                           Los del “Piollo”

 

De esta época quedan anécdotas como las que protagonizaron los residentes del “Piollo” contando con la actuación de un grupo de músicos populares llamados “Os Reigallos”, ya que uno de sus integrantes residía en la zona. Los del “Cacho” se tomaron la revancha y al año siguiente contrataron un grupo musical para dicho día. Esta tradición era conocida como con el nombre de los Caprichos. Atrás quedan cantares como el que se reproduce a continuación:

 
“A Dina da Carrapicha,          
Xa nadie lle fai caso,          
Ela dice Viva o Piollo,          
E as vacas viva o Cacho”          
 

“Dina” era una mujer que vivía en “O Piollo” y tenía las vacas en una finca de “O Cacho”. Con las ganas de participar en dicha fiesta, se olvidó de guardar las vacas, pasando éstas la noche en la finca del bando rival.

 

Desgraciadamente esta tradición ha desaparecido dando lugar a una única celebración en el centro del pueblo, en la Plaza de la Iglesia, donde se juntan los dos bandos, para formar uno solo. Esta celebración estuvo unos años organizada por el ayuntamiento, pero en la actualidad lo organiza la Asociación de Vecinos San Pelayo de Moscoso y la Comunidad de Montes, contando con la colaboración de nuestro marinero de lujo en el pueblo: D. Benito Camiña Mouriño, y las panaderías que regentan personas de la parroquia.

 

Después de dicha celebración y entrada la madrugada, los jóvenes se reúnen para celebrar la tradicional recolección de “carros de vacas” y de portales, aglutinándolos enfrente de la fachada de la iglesia, donde sus dueños los recogen el día siguiente. Los más vagos los dejarán hasta pasar la noche de San Pedro, el 29 del mismo mes, para no tener que sufrir otra burla por parte de los demás vecinos.

 

Retirada de un carro - Junio 2006